▷ No importa a que te dediques, siempre necesitaras marketing | El diario de un emprendedor: Blog entrepreneur Critical Path: Script Async

El diario de un emprendedor

Blog entrepreneur

Porque hechando a perder se aprende

Por Luna Villares Abraham

4 de Marzo de 2020, 13:09

Dibujar para vender o simpre necesitaras marketing

la mujer en el rio

No importa a que te dediques, siempre necesitaras marketing para venderlo. Una máxima que leí; sinceramente no recuerdo en donde, pero que además hoy por hoy sería muy difícil comprobar su procedencia original, pudo haber sido un retweed del retweed, que se yo… hasta que finalmente apareció en mi muro de noticias, talvez en Instagram, talvez en facebook, en fin, nunca lo sabremos.

El punto es que siempre se necesitara saber vender para vender lo que hacemos. En ocasiones esa es la principal limitante de los emprendedores, pueden ser los mejores a la hora de fabricar pasteles, pero no ser los mejores promotores de su propio trabajo. Y cuando uno empieza en el negocio lo que menos hay es dinero para pagar a un buen mercadólogo (error que debería corregirse con el tiempo) y menos para hacer un plan de marketing; y es aquí donde nos desviaremos un poco correlacionándolo a otro tópico más, el talento: el talento puede ser nato o adquirido, claro está, pero el talento está o no está.

Todos los que seguimos la música pop hemos visto gente sin ningún talento para cantar y bailar y que de hecho han despuntado en sus carreras y gente muy talentosa con voces excepcionales que no pasan de cualquier “canta bar”. ¿Qué pasa entonces? ¿será que estrategia mata talento? o en este caso ¿la falta talento se pude disimular con un buen marketing? O ¿es que hay gente que sabe vender muy bien lo que vende? bueno sí y no, veremos.

Lo que talento no da, ensayo no presta; todos a lo largo de nuestras vidas vamos desarrollando y adquiriendo habilidades con las cuales nos sentimos más cómodos u óptimos. Estos talentos están ahí, y no sabemos cómo ni porque, pero lo tenemos venimos con ellos, luego crecemos y nos damos cuenta de que algunos “talentos” no son para nada útiles y también descubrimos (a veces tardíamente) que tenemos talentos que no sabíamos que teníamos. Personalmente he conocido gente buenísima para el balompié y les he dicho: “caramba tenes futuro en esto” y ellos dicen: “no, la verdad no me gusta tanto” y se van por otro camino. He conocido gente que es buenísima para los efectos de video que finalmente dejan la edición para correr detrás de un balón y en lo cual uno cree que no son lo suficientemente buenos, pero les apasiona. Y sí con el tiempo y dedicación serán mejor de lo que fueron ayer, pero los talentos naturales fueron otros en principio. Finalmente, uno se da cuenta de qué es de lo que le dará a uno para vivir.

Les daré un ejemplo; pero remontémonos unos años más atrás en la infancia de este narrador; cuando cursaba la educación primaria, recuerdo que en 3 o 4to curso más o menos, se nos pidió escribir una historia, yo escribí una que realmente era un plagio, (aunque la adapte a otro contexto) de una historia que había visto en televisión, recuerdo que la leí en voz alta ante el grupo y a todos les gusto… uno de los compañeros me descubrió y me delato pero entonces lo negué y la profesora me creyó. Después en la secundaria paso lo mismo varias veces, los maestros leían mis historias y me pedían que las leyera en voz alta, me paso en el bachillerato donde gane un concurso incluso, (del salón, aun así, fue la mejor historia por votación, digo cuenta ¿no?) en clases de actuación paso lo mismo con una historia que se adaptó para un cortometraje en una video cámara, incluso llegue a ganar una beca universitaria para estudiar en una escuela privada gracias a escribir.

En fin la escritura siempre se me ha dado, ha sido muy fácil para mí, solo me siento y empiezo a escribir, si lo hago bien o mal, bueno ese es otro tema, pero el punto es que es un don que tenía desde pequeño, no sé cómo pero ahí ha estado, aunque sinceramente nunca lo he desarrollado, digo podría haber estudiado alguna licenciatura en filosofía y letras pero es que jamás me vi como un Juan Rulfo o un Juan José Arreola; además siempre he pensado que la escritura (el oficio) es más para los burgueses, y yo prefiero vender hamburguesas antes que ser burgués.

De cualquier forma, el talento está en uno, solo hay que investigar cual es y/o buscarlo. Pero bueno ya me estoy desviando demasiado del punto principal, algo para lo que no soy bueno y que nunca me ha gustado es dibujar; también cuando cursaba el colegio secundario teníamos clases de educación artística, estas clases su único objetivo era despertar la sensibilidad de los alumnos más allá de formar artistas. Recuerdo que como parte del curso hicimos unas acuarelas en papel cascaron de huevo. El profesor me felicito en algunas y me escribió uno de esos mensajes alentadores, “sigue dibujando tú puedes” la verdad nunca me gustó dibujar, me desespera, no encuentro relajación en ello, ideas para plasmar tengo bastantes pero digamos que lo que me da un poco de pereza es todo el proceso de bocetar y borrar, más allá de que cuando te concentras se te pasa el tiempo y después te das cuenta de que aun tienes un montón de tareas pendientes, me frustra un poco. Es casi la misma sensación que obtengo con las redes sociales, digo me gustan, pero finalmente pierdo horas absorto en ver puras tonterías (que me hacer reír, pero tonterías finalmente).

Pero bien, muchas veces lo he tenido que hacer, dibujar. Dicen que el cerebro es más complejo una vez que empieza a pintar, se plantea resolver problemas y por ende en la vida real te vuelves más efectivo para resolverlos, tal vez eso no lo había entendido, pero creo que es cierto ya que la idea principal de dibujar es que si quieres transmitir una idea lo más fácil es dibujarla (o escribirla), y si lo pensamos un poco así ha sido desde la prehistoria, con esas pinturas rupestres por ejemplo, ¿qué querían decir realmente nuestros ancestros? Contarnos una historia sobre la caza, o talvez el pintor solo quería plasmar su día a día como un diario para no olvidar como fue, o es que no tenían nada mejor que hacer que pintar, como sea, el chiste es que si sabemos eso sobre ellos (o lo suponemos) y su estilo de vida es por medio de los dibujos que quedaron ahí plasmados.

En fin hace unos días mientras ordenaba mis archivos encontré estas pinturas entre mis cosas, vinieron a mi todos estos recuerdos y me decidí pintar la misma imagen pero ahora en Photoshop, algo que también esta muy desvalorado es el diseño gráfico, caramba la gente ignora el potencial que puede tener un diseñador grafico por ejemplo en el mundo editorial lo es todo, pero bueno ese tema lo dejaremos para después, finalmente este fue el resultado, ahora con pintura digital, sigue estando carente de talento pero en su momento lo hice por obligación para pasar un curso ahora para superar un reto personal, y creo que lo logre.

la mujer en el rio

Pero ya para terminar la conclusión seria, un emprendedor también es un talento con el que se nace y que también se puede adquirir, personalmente muchas veces me he sentido frustrado por no ser tan buen “comerciante” como quisiera pero en el mundo del emprendedurismo o captas que este juego es así, o lo dejas de jugar, ensayo y error, de los errores aprendes, pero digamos que para saber si eres un emprendedor o no, la pregunta clave seria estas conforme con lo que tienes? Creo que tú sabes cúal es la respuesta correcta.

Para ser un mejor emprendedor al igual que escritor o dibujante todo radica en encontrar las habilidades clave, una habilidad clave para dibujar es la paciencia, por ejemplo, no sabes dibujar primero desarrolla paciencia, para emprender seria saber vender, pero ¿cómo puedo aprender eso? ¿Cómo puedo aprender a vender?

Bueno observa a tu alrededor y ve el diseño gráfico de todo lo que hay a tu alrededor, todo tiene imágenes, que te dicen esas imágenes. Las imágenes siempre han acompañado al ser humano, si tienes un negocio y no tienes imágenes porque no hay presupuesto para armarlas pues dibújalas, dibuja tus ideas y plásmalas, dibuja para entender como seria esa remodelación en tu casa, dibuja para diseñar el food truck que quieres mandar a construir, pero sobre todo dibuja para vender, tengas o no tengas talento, el tiempo se encargara de eso, no os preocupéis. Dibuja para aprender a vender. Y solo sabrás si lo estás haciendo bien, cuando la gente entienda tus ideas sin necesidad de explicarlas.


¿te ha gustado esta historia? califícala

0 0

dejanos saber tu opinion de nuestro articulo

Anda! suscríbete

Si es que esto fue de tu interes, te avisaremos en tu correo cuando tengamos una nueva historia que contar.

Neswletter